Calidad de los servicios de reducción de la demanda

La red Dianova apoya los estándares de calidad mínimos de la UE en materia de reducción de la demanda de drogas aprobados por el Consejo de la Unión Europea

Centro de tratamiento de Cozzo (Italia)

Según las estimaciones del Informe Mundial 2016 sobre Drogas de la ONUDD y de la OMS, el consumo mundial de sustancias psicoactivas es de 2.000 millones de usuarios de alcohol, 1.300 millones de fumadores de tabaco y 247 millones de consumidores de drogas ilícitas. Teniendo en cuenta las consecuencias sociales y sanitarias para las personas, las familias y las comunidades, es de vital importancia mejorar la calidad de los servicios de reducción de la demanda de drogas, incluyendo los programas de tratamiento y reinserción social, prevención y reducción de daños. Esto incluye la implementación de una amplia variedad de servicios que tienen en cuenta las necesidades específicas de los diferentes grupos, incluyendo mujeres, jóvenes, personas con problemas de salud mental y trabajadores del sexo.

La preparación y promoción de estándares de calidad es un paso importante en el objetivo de reducir la demanda de drogas, ya sean ilícitas o lícitas, porque tales estándares de calidad pueden proporcionar un fundamento importante para la profesionalización de los equipos profesionales y el refuerzo de los sistemas de prestación existentes. El Consejo de la Unión Europea dio este paso en septiembre de 2015 adoptando las conclusiones del Consejo sobre la aplicación de normas de calidad mínimas en la reducción de la demanda de drogas en la UE, un documento que enumera 16 normas representando una referencia mínima de calidad para las intervenciones.

Estas normas pueden resumirse de la siguiente manera:

Tratamiento y reinserción social

  • Proporcionar un tratamiento basado en la evidencia que, se adapta a las características y necesidades de los usuarios y es respetuoso de la dignidad, responsabilidad y nivel de preparación al cambio de las personas;
  • Disponibilidad y accesibilidad del tratamiento (sin restricciones, basadas en características sociales o personales);
  • Establecer objetivos paso a paso, revisión de los objetivos y gestión de las recaídas;
  • Basado en el consentimiento informado;
  • Proporcionado por especialistas cualificados y personal capacitado que se involucran en el desarrollo profesional continuo;
  • Continuidad de la atención;
  • Se ofrecen pruebas voluntarias de sangre y enfermedades infecciosas;
  • Evaluación interna/externa.

Prevención

  • Evaluación de las necesidades y adaptación de las intervenciones a la población destinataria;
  • Las personas que desarrollan estrategias de prevención son profesionales capacitados y/o especializados;
  • Los proveedores de intervenciones de prevención trabajan en programas basados en la evidencia;
  • Planificación, seguimiento y evaluación a largo plazo de las intervenciones de prevención.

Reducción de daños

  • Amplia disponibilidad, objetivos realistas y objetivos de intervención orientados a los clientes;
  • Se ofrecen intervenciones apropiadas, información y referencias de acuerdo con las características y necesidades de los usuarios del servicio;
  • Las intervenciones están accesibles para todos los que lo necesitan;
  • Intervenciones basadas en la evidencia, personal cualificado y/o capacitado que se involucren en el desarrollo profesional continuo;

 

Aunque no vinculante para los gobiernos nacionales, este documento representa la voluntad política de los países de la UE para abordar las intervenciones de reducción de la demanda a través de una perspectiva basada en la evidencia.

Se espera que estas normas ayuden a orientar y atraer fondos públicos y puedan orientar nuevas políticas y programas. Es importante tener en cuenta que éstas son sólo normas mínimas. Siempre que sea posible, los Estados miembros deben ir más allá y garantizar normas de calidad aún más elevadas. Por ello, la instauración de normas mínimas de calidad pueden estimular el intercambio entre profesionales y, por lo tanto, también influir en las discusiones internacionales que abogan por la implementación de servicios de reducción de la demanda de drogas basados en la evidencia y de calidad.

Herramientas prácticas