Centro de Apoyo Psicosocial en Lisboa

“Facilitar el acceso de un mayor bienestar emocional y relacional”, entrevista con Ana Catarina Baptista – Psicología clínica y psicología de las emociones

psychological-support-centreEl trabajo desarrollado por el Centro de Apoyo Psicosocial (CAP) se lleva a cabo por medio de un equipo de profesionales cualificados que están en continua formación, proceso de reciclaje y desarrollo permanente. Nuestro equipo de profesionales tiene una amplia experiencia en las áreas de salud general, adicciones de droga y alcoholismo así como de intervención directa en escuelas, familias y comunidades en general. La intervención directa y estrecha por parte de nuestros profesionales aporta una comprensión realista, pragmática y actualizada de la juventud, las familias y del conjunto de la sociedad.

Contamos con un equipo motivado, que se centra en la solución de los problemas a través de las habilidades de las personas, no de sus problemas o patologías.

  • José Almeida Barreiros: Master en Psicología Clínica
  • Ana Catarina Baptista: Psicología Clínica y Master en Psicología de las emociones
  • Sandra Cardoso: Asistente social
  • Ana Maria Santos: Licenciada en Educación Especial y Rehabilitación  y Pos-graduada en Educación Especial
  • Dr. Alfredo Frade: Médico Psiquiatra

psychological-support-centre-staff-es

¿Cómo y cuándo se estableció el CAP?

El proyecto del CAP surgió el año 2011 como resultado del esfuerzo de los técnicos y la dirección de la Asociación Dianova Portugal (ADP) con el objetivo general de proporcionar una respuesta a las dificultades de las nuevas formas de pobreza. Basado en los paradigmas sociales emergentes y como organización del tercer sector, con este proyecto ADP pretendía intervenir en la comunidad de forma fructífera y global ofreciendo servicios de salud mental que no acostumbran a ser  asequibles para todos. El desarrollo e implementación de esta unidad social tiene como trasfondo la maximización de los recursos internos y externos de los clientes, y por ello, su desarrollo emocional y psicológico.

¿Qué profesionales conforman el equipo?

El equipo del CAP consiste en un grupo de profesionales motivados que cuentan con una vasta experiencia. La profesionalidad y el desarrollo personal son las directrices del proyecto, cuyo equipo se conforma por un psiquiatra, dos psicólogos, una asistente social, una técnicas en educación especial y de rehabilitación.

¿Cuál es el perfil de las personas que acceden al CAP? ¿Cuáles son las mayores necesidades que se detectan?

En cualquier área de intervención –desde la infancia hasta la edad adulta, ya sea de rango normal a patológico- trabajamos creyendo que cada persona tiene un potencial de crecimiento que, con el apoyo y la intervención adecuados, pueden encontrar en ellos mismos y así madurar, mejorando su salud mental. La intervención se centra en niños, adolescentes, adultos y familias que se encuentran en una situación vulnerable emotiva y socialmente. El área de trabajo se centra en: evaluación psicológica, intervención psicológica, intervención en la adolescencia, necesidades educativas especiales y el plan de jubilación activa.

Las razones por la más gente nos contacta es que las éstas no son capaces de desenvolverse emocional, social, profesionalmente y con sus familias. Esta disfunción en diferentes esferas de la vida dificulta llevar a cabo una vida saludable. Ésta es el área de intervención psicosocial más demandada.

Además hay una gran demanda de intervención en niños y adolescentes, ya sea a nivel de intervención emocional como por necesidades de educación especial. El incremento de la demanda de este servicio estaría relacionada con el deterioro de los contextos sociales y familiares que amplifican las dificultades pre-existentes.

psychological-support-centre-site

¿Cuáles son los resultados de disponer de servicios como este?

El compromiso del CAP es facilitar el acceso de un mayor bienestar emocional y relacional a sus beneficiarios así como a participar en la creación e implementación de herramientas individuales y sociales para la población en general, tendiendo en cuenta que la mejora de la vida de las personas en lo que concierne al desarrollo emocional y relacional es un potente instrumento de transformación social. Al mismo tiempo que trata de ampliar su área de intervención, la ADP se vio ante la necesidad de descentralizar sus áreas de trabajo y sus destinatarios dado que estamos viviendo en una era de vulnerabilidad social en donde somos testigos de necesidades urgentes y trágicas que nos hacen replantear nuestras áreas de intervención  poniéndonos al servicio de la responsabilidad social.

¿Cómo se financian los servicios?

Se han firmado protocolos de cooperación como parte de las acciones de responsabilidad social de empresas que quieren ofrecer intervención psicoterapéutica y psicosocial asequible a sus trabajadores y sus familias. Los protocolos contribuyen a la consecución de los objetivos generales y específicos del CAP en la medida que proporcionan un mejor acceso de la comunidad (trabajadores y sus familias) a servicios de salud mental. Éstos ofrecen servicios terapéuticos de calidad a un precio social justo para gente que, por motivos económicos se ven excluidos de estos proyectos de desarrollo personal.

Al mismo tiempo también es posible que accedan clientes por la vía privada a precios sociablemente aceptables.

¿Cuáles son las perspectivas del centro para los próximos años?

Nos enfrentamos a nuevos retos! Prevemos un incremento en la firma de protocolos de cooperación que puede facilitar aún más el acceso a servicios de salud mental, así como un incremento en el número de beneficiarios y una ampliación de los servicios a otras ramas de salud mental con especial énfasis en los planes jubilación activa. Es muy importante tener presente que el CAP se encuentra en una fase inicial de desarrollo y tiene que evolucionar. Sus servicios, directivas y orientaciones ya son visible. Actualmente estamos finalizando su aplicación lo que conlleva un monitoreo permanente del trabajo, los servicios y los caminos escogidos. Además formamos una parte activa del mundo al que queremos cambiar, lo que se refleja cada vez más en la necesidad de contar con ayuda mutuo y apoyo comunitario.