Salud física y mental, adicciones

La salud es un derecho humano fundamental y una fuente de desarrollo para las personas y los pueblos

Los programas de Dianova fomentan la autonomía ayudando a las personas a alcanzar el mejor estado de salud posible, tanto física como mental y social.

Las sociedades modernas, con sus ideales basados en la felicidad y el éxito individual, el consumo y la inmediatez, solo han conseguido agravar un fenómeno que existe desde el inicio de la humanidad: las adicciones. Para contrarrestar este fenómeno, creemos que es fundamental revisar en profundidad las políticas internacionales sobre estupefacientes, ya que pueden presentar variaciones, a veces, contrarias a los derechos humanos y al estado de derecho. Las políticas en la materia no deben centrarse solamente en objetivos claros y alcanzables, sino también en la salud y el bienestar de las personas.

Leer nuestro posicionamiento completo sobre políticas de adicciones (pdf)

Versión españolaEnglish versionVersion française

Nuestro impacto en 2017…

Dianova contribuye al ODS 3 (salud y bienestar) mediante la aplicación de programas individualizados de prevención y tratamiento de las adicciones, y de actividades de incidencia política en favor de una mejor atención de los problemas de salud mental. Todas estas actividades tienen en cuenta la evolución y los cambios sociales (nuevas drogas y nuevos patrones de consumo, cambios de legislación, etc.) y adoptan enfoques probados, basados en la modificación de comportamientos y la adquisición de estilos de vida más saludables.

8.415

beneficiarios directos
en 12 programas asociados.

25.000

personas impactadas
en acciones de terreno.

2.176.000

personas impactadas
en dos campañas.

Con nuestro trabajo en este ámbito, impactamos en:

Participar en el programa de rehabilitación en Dianova Portugal, me ha cambiado la vida. João

Artículos relacionados